Un blog viciado…

Tengo la cabeza hecha un lío. Como quizá sepas, hace unos años trabajaba bastante con la plataforma Wikio (escribiendo artículos técnicos y prácticos), pero al cerrar ese negocio me derivaron a otra plataforma, Over-Blog. Agruparon mis entradas, y acabó convirtiéndose en un blog sobre fotografía y edición. Pero en ese cambio de plataforma perdí los ingresos periódicos que generaba como escritor “bajo demanda” en Wikio, y rápidamente perdí también el interés. La página seguía generando beneficios por las visitas y la publicidad incrustada por Over-Blog (y de los que yo me llevaba una fracción ridícula). Además, con los años la … Leer más…

El fin de una era… Arrakis desconecta

Vaya, ha pasado casi un año y medio desde mi última entrada en este blog… Las publicaciones en mi página sobre libros se están llevando toda la atención. En cualquier caso, hoy vengo a contarte el final de una laaarga historia: Mi correo electrónico con el ISP Arrakis. Más o menos en 1993 (ha llovido mucho desde entonces…) me registré para tener una cuenta de correo electrónico en el portal de Arrakis. Era una compañía española, de aparición reciente. Ahora, la llamarían una “start-up”. Daban servicio de correo electrónico, y de manera gratuita el acceso a diez “megas” de espacio para … Leer más…

Desanimado

Sí, ando algo desanimado. Y es que tengo bastantes planes y expectativas para 2018. Te los iré contando poco a poco, en este blog: ya sabes, si te lo cuento por adelantado, no sucederá. Pero llevo unos cuantos meses buscando información, preparando material (tanto digital como físico), leyendo lo que algunos “gurús” dicen en Internet. Casi me tenían convencido. Y, de pronto, no paran de lloverme las decepciones. Una señorita, escritora, emprendedora, “coach” (¿entrenador, sofá, o bus de línea?), tiene su web llena de consejos para gente que se quiere liar la manta a la cabeza con un negocio en … Leer más…

No me gusta París

Y mira que lo intento. Pero no. Será que no he ido al París adecuado. Estoy ya en el avión de vuelta a Munich, con la camisa sudada. El pasajero de al lado empieza a mirarme mal… Y es que he venido en el día, para hacer unos papeleos de trabajo. Nada importante, pero tenía que firmar yo. Como iba cerca de Versalles (ojo, a unas instalaciones militares, nada romántico) he probado un vuelo nuevo de Transavia desde Múnich al aeropuerto de Orly. Por un momento, pensé que me evitaría el jaleo de cruzar la ciudad desde el Charles de … Leer más…