El fin de una era… Arrakis desconecta

Vaya, ha pasado casi un año y medio desde mi última entrada en este blog… Las publicaciones en mi página sobre libros se están llevando toda la atención. En cualquier caso, hoy vengo a contarte el final de una laaarga historia: Mi correo electrónico con el ISP Arrakis.

Más o menos en 1993 (ha llovido mucho desde entonces…) me registré para tener una cuenta de correo electrónico en el portal de Arrakis. Era una compañía española, de aparición reciente. Ahora, la llamarían una «start-up». Daban servicio de correo electrónico, y de manera gratuita el acceso a diez «megas» de espacio para una web personal. Claro que en 1993 nadie tenía ni idea de qué era eso. No había blogs, ni Facebook, ni nada de eso. Nadie necesitaba una web.

Yo sí hice mis pinitos, programando en HTML «a pelo» webs muy sencillas, creando un blog prehistórico a golpe de archivos HTML, subidos con FTP al servidor, y enlaces escritos a mano. Quizá una agenda en línea, a la que sólo yo tenía acceso.

Durante unos meses, la cuenta de correo fue algo simbólico, sólo compartida con un par de locos de la Universidad (que no nombraré aquí, por si acaso) y utilizada para ese acceso FTP. Pero claro, luego llegó el ordenador a casa (¡un 486 DX4, a 100MHz con el turbo!), y el primer módem a 56k. Mi cuenta de Arrakis se convirtió en la llave para entrar, muy pronto, en muchas redes sociales y páginas de Internet. La conexión a Internet por módem, junto con la gestión de mi correo electrónico, me costaba unos 60€ al año.

Unos veinte años después, Arrakis dejó de trabajar como empresa independiente, y le vendió el negocio a BT. Estos mantuvieron sólo el servicio de correo (y el precio…), cargándose el tema de las webs personales, que poca gente debía utilizar con el auge de todas las redes sociales y las plataformas de blogging. En todo ese tiempo, mi correo electrónico de Arrakis se fue extendiendo a varias decenas de webs y portales, lo que me generó una pereza horrible para cambiar a una cuenta gratuita. Así que he ido pagando esos 60€ durante todos estos años. Mis actividades literarias me han permitido mantener ese coste, y el del mantenimiento de esta web que estás leyendo.

Pero ahora, BT ha decidido cargarse el servicio de correo de Arrakis. La alternativa que me dan es la de cambiar a otra empresa, en este caso Arsys, que me asegura que mantendrá este servicio de correo electrónico hasta final de 2019… y entonces, tendría que pensar en algo. Pues bien, al final, he decidido liarme la manta a la cabeza, y NO iré con Arsys. Mi cuenta de Arrakis morirá con la desconexión de BT, y seguramente para bien. Si antes me has enviado algún correo a esa dirección, no lo intentes – seguramente recibirás un correo «de rebote». Ya sabrás cómo encontrarme por otro lado… Llevo un par de semanas cambiando todas mis cuentas en Internet al nuevo correo. Sé que me dejaré alguna, y será un caos. Pero hay que pasar página…

Vaya, 26 años. Más de media vida con Arrakis. Más tiempo de lo que he pagado una hipoteca, o de lo que he estado casado. RIP Arrakis.

Facebooktwitterpinterest
Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *